viernes, mayo 24

Delfín Quishpe llenó coliseo de Guamote, ahora como alcalde

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Una alfombra roja fue colocada en la calle de honor que formaron estudiantes de la Unidad Educativa Velasco Ibarra para el ingreso del cantante popular Delfín Quishpe al acto de posesión de la Alcaldía de Guamote, que se realizó ayer en el coliseo Rafael Brito Mendoza.

Quishpe, que se hizo famoso por la difusión a través de YouTube de sus canciones Torres Gemelas e Israel, llegó con el poncho rojo característico de los indígenas del lugar y su sombrero de cuero, pero no vistió sus pantalones bicolor.

Según efectivos del Cuerpo de Bomberos de Guamote, el escenario deportivo tiene capacidad para 3.500 personas, pero tanta fue la expectativa de la ciudadanía por asistir al acto que a eso de las 10:00 estuvieron copados los graderíos y los pasillos. A empujones algunos intentaban ingresar, por lo cual los organizadores tomaron la decisión de permitir que se ubique también en parte de la cancha. Llegaron más de 4.000.

Así, con un coliseo lleno, como cuando hacía sus presentaciones artísticas, se realizó el programa que duró dos horas y comenzó con la lectura de las credenciales que lo acreditan como alcalde de Guamote y las de los cinco concejales. Ellos se ciñeron sus bandas, participaron en un ritual ancestral para atraer la buena fortuna y recibieron las varas de mando.

Esta vez no hubo canto, sino discurso.

Un momento emotivo fue cuando la madre de Quishpe, Mercedes Apugllón (82), subió a la tarima para darle un aciel como símbolo del campesino.

Quishpe definió al cantón como una tierra de sacrificio, pero también de oportunidades para el desarrollo social y económico de su gente. “Nadie debería ser nombrada como autoridad si su misión no se encamina al servicio del pueblo”.

Luego invitó a los concejales y presidentes de los gobiernos parroquiales a buscar las necesidades del pueblo en comunión de ideas con los actores sociales y comunitarios, incluso si es necesario sesionando en los sectores para vivir la realidad de la gente. (I)

Fuente: El Universo

Compartir.

About Author