martes, octubre 27

Dueño de cíber ya tenía otra denuncia por mostrar pornografía a un niño

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Aunque el cíber ya no existe, porque lo cerraron, quitaron el anuncio y pintaron la casa, Jennifer, la madre de un niño de 9 años, denunció en enero que el dueño de ese negocio mostró pornografía a su hijo.

Ese hombre es el mismo que está siendo investigado en la supuesta negociación de un niño de 20 meses para su uso sexual en el vecino cantón Durán.

Jennifer contó que su hijo estaba en la casa de su tía paterna y habría acudido al cíber con una prima también de 9 años.

Según la denunciante, el hombre de 21 años invitó al niño a un espacio donde había videojuegos y le mostró imágenes pornográficas de hombres teniendo relaciones sexuales.

El sospechoso habría propuesto al niño cinco horas en el cíber a cambio de que le hiciera sexo oral. La prima del menor logró sacarlo de la habitación antes de que fuera tocado, aseguró la madre.

Supuestamente ocurrió a mediados de diciembre, pero el niño recién habló unos días después y entonces empezó un viacrucis para la madre que para la fecha estaba en su noveno mes de embarazo.

Primero acudió a la Policía de Menores (Dinapen) de Durán y allí le dijeron que como no era un delito flagrante (habían pasado más de 24 horas) debía poner una denuncia en la Fiscalía. Cuando fue a esa entidad le indicaron que debía ser más específica y tenía que dar los datos del denunciado.

Jennifer fue al local y fingiendo que compraba una recarga logró hacer fotografías y habló con niños de la zona y algunos vecinos para obtener los nombres del sospechoso.

Con las fotos del sitio, del sospechoso y la dirección exacta finalmente logró poner la denuncia el 2 de enero.

Desde entonces no hubo ninguna novedad hasta esta semana, pues su hijo reconoció el cíber en los noticiarios cuando se hizo público que el sujeto había sido detenido en el establecimiento junto al padre de un niño al que supuestamente negociaban para ser manoseado por diez minutos.

Los hombres fueron liberados sin cargos al día siguiente, pero Jennifer acudió este viernes a la Fiscalía 4 de Durán, donde sacaron su denuncia de un archivador y le indicaron que se había pedido un informe a la Dinapen. Ella volvió a la Policía de Menores y ahí los agentes le indicaron que jamás recibieron el caso de la Fiscalía y le tomaron la versión de los hechos.

Dijeron que no estaban autorizados para hablar y que estaban realizando un informe del caso para que la comandante general de Policía emitiera una declaración.

Mientras, en Durán, solo queda la tienda de abarrotes de la familia que es atendida por los tres hermanos del sospechoso, quienes insultan, graban y fotografían a los periodistas que llegan al sector.

Los vecinos dijeron que son oriundos de Chimborazo y que el sujeto involucrado habría viajado para allá una vez que fue liberado.(I)

Denuncia

AEBI pide destitución de funcionarios

Miembros de la Asociación Ecuatoriana de Bienestar Infantil (AEBI) acudieron esta semana a la Fiscalía, Dinapen y al Complejo Judicial de La Florida para asentar una denuncia formal contra los hombres por el tema de la negociación y para pedir que la Unidad de Control Disciplinario de la Judicatura investigue y destituya a las autoridades que dejaron en libertad a los sujetos.

Fuente: El Universo

Compartir.

About Author

© 2018-2019 El Vocero. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creaciones Digitales.