lunes, octubre 26

Nuestro planeta: Cuando la naturaleza parecen efectos especiales

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Hace un mes Netflix estrenaba en su plataforma la serie documental ‘Nuestro planeta’, una delicia visual excepcional con unas calidades increíbles y un trabajo tras las cámaras hercúleo, que invita al espectador a una profunda reflexión sobre el impacto que nuestra forma de vida tiene sobre la Tierra.

Dividida en ocho capítulos de una hora de duración, la serie narrada por David Attenborough es un alegato en defensa de la protección natural de los ecosistemas frente al calentamiento global, pero también una experiencia visual impresionante, con secuencias de una calidad verdaderamente sorprendente. Tanto, que hay momentos fílmicos que parecen CGI, gracias a un trabajo apuntalado por una paciencia infinita y rodado con la última tecnología de ultra alta definición.

La ambiciosa serie ha sido realizada en colaboración con Silverback Films, compañía dirigida por Alastair Fothergill, responsable de otras grandes obras documentales como Planeta Tierra y Planeta azul, y la organización WWF.

¿Cómo se rodó Nuestro Planeta?

Después de ver los primeros episodios, con esos travelling increíbles que siguen a los depredadores entre la maleza, macros infinitos, especies nunca captadas antes o comportamientos sorprendentes, uno no puede dejar de preguntarse sobre el trabajo profesional detrás de algo tan magnífico.

Podría simplificar la respuesta dándoles cifras: 4 años de trabajo, 3.375 días de grabación en 60 países, 400.000 horas de imágenes de cámaras trampa, 6.600 vuelos de dron, 911 días en el mar, 2.000 horas de buceo, 600 trabajadores, más de 200 viajes…Pero el trabajo realizado por los profesionales detrás de las cámaras va mucho más allá.

Compartir.

About Author