sábado, octubre 31

La abstinencia empuja a los adictos incluso a arriesgar su vida

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Una habitación denominada “La Lagartera” era el destino de las personas que recién ingresaban a la clínica “Por una vida nueva”, la cual funcionaba clandestinamente en el suburbio de Guayaquil. En ese lugar, con todos los accesos enrejados, los “pacientes” pasaban el síndrome de abstinencia -conocido popularmente como “El Mono”.

 Este proceso es la unión de efectos corporales que ocurren cuando una persona deja de consumir sustancias a las que es adicta. En “La Lagartera” se inició el incendio que, el viernes pasado, terminó con la vida de 18 internos.

Entre 2018 y lo que va de 2019 hubo 79 operativos de control y 67 clausuras de establecimientos de tratamiento de adicciones. La mayoría funcionaba clandestinamente, según información de la Agencia de Aseguramiento de la Calidad de los Servicios de Salud y Medicina Prepagada (Acess).

El Estado ecuatoriano registra 39 centros especializados en el tratamiento de personas con consumo problemático de alcohol y otras drogas (Cetad) avalados. En la provincia de Guayas hay siete: cinco en Guayaquil y dos en Lomas de Sargentillo.

Fuente: El Telégrafo

Compartir.

About Author

© 2018-2019 El Vocero. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creaciones Digitales.