miércoles, septiembre 23

Ataque de conductora a vigilante sin sanción en Milagro

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Milagro.- Se celebraba una fiesta comunal de Navidad en el malecón de Milagro. Eran las 22:30 del sábado y el sonido de la sirena de un patrullero alertó a familias que agarraron a los niños y se abrieron para no ser golpeadas por un vehículo que rodaba a exceso de velocidad y con un vigilante de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE) colgado sobre el capó.

Según un video de 8 minutos, filmado por el propio afectado, se trataba de una mujer que no acató el requerimiento de los vigilantes para ir a realizarse el examen de alcoholemia luego de un choque.

Un uniformado, se aprecia en el video, le dice que ella no puede conducir su carro porque tenía aliento a licor. Pero la mujer arrancó el auto y se llevó al vigilante que la filmaba y estaba adelante.

¡Vivimos una película! ¡Parecía Rápidos y furiosos! Al carro con el vigilante lo perseguía un patrullero de la CTE, relató Sonia López, moradora del barrio San Camilo.

Pedro Orellana, fiscal de turno en el cantón Milagro, contó que no hubo un reporte oficial de ese caso, ni solicitud para evaluación al agente para pericias médicas, ni denuncia, ni parte de aprehensión. Es decir, ella quedó libre.

“Fiscalía ya ha solicitado al jefe de la Comisión de Tránsito de Milagro que dé un informe de lo sucedido con el agente”, expresó Orellana.

Roberto Bazán, integrante del Comité Promejoras de barrios aledaños al malecón de Milagro, contó que la persecución se inició en el centro, a la altura del colegio San Antonio, a unas seis cuadras del malecón. De ahí avanzaron unas tres cuadras más hasta que ingresó a un garaje en una vivienda.

“Si se caía el señor, se moría porque ella venía a velocidad, ni frenó por más que gritó ese hombre; si él se aflojaba, lo arrollaba”, explicó Bazán.

Vecinos en el sitio donde la mujer se detuvo criticaron la acción, ya que ella ingresó a velocidad y corrió a bajar la puerta enrollable, por lo que el patrullero quedó afuera.

Antes de eso, en el video se observa cómo la mujer ingresa abruptamente al garaje y, al parar, el vigilante grita: “Mis piernas, mis piernas”.

“Esta calle era llena de vigilantes, nos fueron rozando. Vimos que luego sacaron a la mujer y se la llevaron en patrullero, desconocemos qué pasó con ella, si quedó libre o no”, indicó Carlos Castro, residente de esa zona aledaña al malecón.

Ayer, a las 16:30, la CTE informó que la mujer arrolló al agente, que la ciudadanía fue testigo, y pondrán la denuncia para que se investigue.

En redes sociales se identificó a la presunta autora del hecho como la abogada Lisseth F. y al vigilante afectado con el apellido Páez. Ambos habrían llegado a un acuerdo. (I)

QUÉ DICE LA LEY

Según el artículo 283, el delito de ataque y resistencia aplica para personas que omiten disposiciones de una autoridad, por ejemplo, discutir con ellos o agredirlos.

En tanto que el art. 144 hace referencia al delito de tentativa de homicidio que, según juristas, aplicaría a este caso por llevarlo en el capó y aprisionarle las piernas al entrar al garaje.

La pena varía de tres a seis años, según la gravedad.

Fuente: El Universo

Compartir.

About Author

© 2018-2019 El Vocero. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creaciones Digitales.