miércoles, octubre 28

Lenín Moreno dice que crisis en cárceles es problema de todos

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Bajo dos modalidades distintas se dictó este viernes prisión preventiva por 30 días para los cuatro internos procesados este jueves por la muerte de seis internos en el pabellón 5 de la Penitenciaría del Litoral.

Cerca de las 11:00 se realizaron las dos audiencias de flagrancia en la Fiscalía del Guayas (Cuartel Modelo).

En una se procesó a los privados de libertad Marco Antonio E., Marvin Andrei Q. y Luis Felipe G., por supuestamente asesinar con armas blancas a los presos Cristian Fabián Cuenca Palma, Marcelo Capurro Mosquera y a una tercera persona, de sexo masculino, que aún no ha sido identificada porque está carbonizada.

Mientras, en otra sala y con otro fiscal, se procesó a la misma hora a Bolívar Xavier C. U., quien habría disparado contra tres reos identificados como Luis Daniel Parrales Chilán, Ricardo Mantilla Ceballos y Romario Villón Soriano.

Aunque son dos procesos distintos por las modalidades, ambos casos se investigan por el delito de asesinato, tipificado en el artículo 140 del Código Orgánico Integral Penal (COIP), que dicta una pena de 22 a 26 años de prisión.

Por temor a represalias, los fiscales y jueces que intervienen en las investigaciones pidieron no ser identificados, pues los enfrentamientos en la prisión se deberían a supuestas luchas de poder entre dos organizaciones que operarían en el sitio y temen que las muertes tengan consecuencias en las calles de Guayaquil en los próximos días.

Mientras tanto, a nivel oficial, además de la destitución del director, solo se ratificó ayer que se aplicará el decreto de excepción que rige desde hace 15 días en el sistema carcelario.

Ni el presidente Lenín Moreno, que estuvo en un evento en Daule, ni la ministra del Interior, María Paula Romo, anunciaron medidas inmediatas. En un comunicado enviado la tarde de ayer, Romo dijo que los hechos en la Penitenciaría están relacionados con el endurecimiento de los controles.

Moreno ratificó que los militares –bajo sus competencias– seguirán controlando los exteriores de los centros de reclusión, mientras que los policías harán lo mismo en el interior.

“Ya la situación anterior no va más. Estamos en una emergencia y hay que llevarla entre todos. Es una respuesta de Gobierno, de ciudadanía, para que estemos cada vez más seguros y también (para) la gente que está en centros carcelarios”, dijo el mandatario.

Ayer se realizaron operativos dentro de la Penitenciaría. Llegaron varios buses con policías y permanecieron al menos unas tres horas en el sitio.

En los exteriores del recinto carcelario estaba la Policía Montada y militares junto a las largas filas de familiares que esperaban ingresar para visitar a los presos. Se les indicó que por la novedad, las visitas estaban canceladas.

Aunque nadie se pronunció allí oficialmente, se conoció que en los próximos días seguirán trasladando a los reos más peligrosos de la Penitenciaría al Centro de Rehabilitación Zonal 8, conocido como la Regional. Por seguridad, los traslados se harían en las madrugadas.(I)

Fuente: El Universo

Compartir.

About Author

© 2018-2019 El Vocero. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creaciones Digitales.