jueves, octubre 22

‘Notting Hill’: 20 años de la última comedia romántica del siglo XX

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Hace 20 años Julia Roberts y Hugh Grant llegaban a los cines con una historia de amor entre una estrella de cine y un tipo normal.

Chico inglés conoce a chica americana. Chico se enamora de la chica que ve en las visitas de esta a Londres. Chico y chica viven una historia de amor a lo largo de varios meses.

No, no es ‘Cuatro bodas y un funeral’. El 28 de mayo de 1999 llegaba a los cines de Estados Unidos ‘Notting Hill’, una de las comedias románticas más exitosas de todos los tiempos.

Dos décadas después, el romance protagonizado por Julia Roberts y Hugh Grant sigue siendo una historia de amor que perdura y que no nos cansamos de ver cuando nos topamos con ella por la televisión. Repasamos dónde radica ese encanto que emana la película dirigida por Roger Michell.

LA UBICACIÓN

Si alguien salió bien parado de esta producción fue el barrio que da título a la película. La mezcla de las casas victorianas, el ambiente de mercadillo y la vida multicultural le daban un halo interesante a la historia de amor.

Se presentaba a la vez que a los personajes. Una voz en off de William nos hace de geolocalizador y nos detalla las particularidades de su barrio, un remanso de sosiego con toques bohemios dentro de la gran urbe que es Londres. Y con un ambiente –al menos en esa época- muy de barrio, el último lugar donde alguien espera encontrarse con una estrella de cine.

La otra secuencia dedicada para la estilosa ubicación es la elipsis convertida en paso de las estaciones.

William pasea su mal de amores por su zona mientras vemos en poco más de minuto y medio observamos el paso del otoño, el invierno, la primavera y el verano por esas calles londinenses. Bonita manera de inmortalizar el barrio.

¿Qué ocurrió después? Notting Hill se convirtió en un punto clave de la ciudad. Hordas de turistas buscan la puerta azul de la casa de Hugh Grant o la librería que regentaba su personaje.

COMBINACIÓN PERFECTA DE LA ROM-COM

Los noventa terminaban su década gloriosa de las comedias románticas con este título que cumplía su función con creces: demostrarnos que hasta las estrellas tienen su corazón, y que una vez más, el amor gana siempre. Toda esa esencia era recogida en una frase de Julia hacia Hugh en la librería.

“Sólo soy una chica delante de un chico pidiendo que la quiera”.

‘Notting Hill’ integraba a la perfección las particularidades de la cuidada comedia inglesa con la reiterada fórmula que usaba Hollywood para obtener un blockbuster.


Compartir.

About Author

© 2018-2019 El Vocero. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creaciones Digitales.