miércoles, junio 19

Yaku Pérez anunció que se bajará el sueldo a la mitad

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Desde el Complejo Arqueológico de Pumapungo, el prefecto electo del Azuay, Yaku Pérez Guartambel, anunció sus primeras acciones al frente de la institución que dirigirá por los próximos cuatro años. En lo administrativo se bajará el salario a la mitad y en lo político impulsará la consulta popular antiminera para toda la provincia.

Por eso desde la Kuri Kancha levantada en la parte más alta del complejo anunció que la suya será “La Prefectura del agua”, de ahí que su primera actividad oficial será una minga de reforestación en la comunidad de Soldados, de la parroquia rural San Joaquín. Ahí espera dejar cerca de 1.000 especies nativas con ayuda de toda la comunidad.

Aún no hay fecha para la primera sesión de la Cámara Provincial, pues, según Pérez, eso dependerá de la designación oficial de los representantes de las Juntas Parroquiales.

El ritual que inició a las 06:10 de hoy estuvo lleno de simbolismo. Primero ingresó solo al centro de la espiral realizada con flores, plantas y frutas, pero luego lo hicieron sus dos hijas y su madre Inés Guartambel. Haciendo honor a su nombre quichua ‘Yaku’, que significa agua, la lluvia estuvo presente durante toda la ceremonia. Esto más que ahuyentar a la gente, que llegó antes de que salga el sol, la unió más y se quedó para aplaudir al primer Prefecto indígena que ha tenido el Azuay.

Entre los asistentes estuvieron algunos alcaldes electos del Azuay como Pedro Palacios de Cuenca o Gustavo Vera de Gualaceo. También líderes de organizaciones indígenas como la Conaie o Ecuarunari, las autoridades de Policía, Bomberos y políticos como Martha Roldós.

Uno de lo momentos más emotivos ocurrió cuando Yaku agradeció a su madre y entre lágrimas, recordó a su fallecido padre y a Verónica, la madre de sus hijas quien también murió a causa de una enfermedad catastrófica.

Algo que lo acompañará en su gestión y estará en su despacho es un bastón de mando entregado por el Yachak o líder espiritual Yuru Parayaku. Este elemento fue introducido el pasado sábado en las aguas de Quimsacocha y según Pérez será el elemento que lo motive a seguir adelante cuando las fuerzas flaqueen.

Antes de terminar la ceremonia una larga fila de amigos y conocidos quienes le desearon éxito en sus funciones y recordaban sus 20 años de lucha en defensa del agua y en contra de los proyectos de extracción minera como Loma Larga o Río Blanca. (I)

Fuente: El Universo


Compartir.

About Author