miércoles, septiembre 30

Casa Abierta por Día Mundial del Síndrome de Down

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Quevedo.- El Hospital General Quevedo realizó una casa abierta en conmemoración del Día Mundial del Síndrome de Down. Pediatría, Terapia Ocupacional, Terapia de Lenguaje y personal de Enfermería participaron de este evento que tuvo como finalidad promover la igualdad de este grupo de personas, además de exponer el trabajo que se realiza con ellos y el  resultado satisfactorio obtenido.

En esta ocasión  el staff médico y administrativo de esta unidad médica se acogió a la campaña internacional de la Fundación 21 en la que se utilizan medias coloridas y disparejas que simbolizan  la belleza de la diversidad. Además se inauguró una galería de fotografías con los niños con Síndrome de Down que asisten de forma regular a terapia.

Diez personas con Síndrome de Down en rangos de edades desde los 3 meses hasta los 50 años acuden al Servicio de Rehabilitación Física todas las semanas.

Tal es el caso de Anita M. que en la actualidad tiene 1 año nueve meses de edad, acude a sus terapias de forma permanente desde los tres meses y su desarrollo ha mejorado significativamente. Recibe terapia ocupacional y de lenguaje tres veces por semana.

Su mamá, Gissella Guerrero indicó sentirse contenta con la atención y el cariño que le han brindado a su pequeña, comentó además que se sintió apoyada e identificada  con el grupo de madres con hijos con Síndrome de Down que asisten al Hospital porque la animaron a no sentirse culpable por la situación de su hija, ya que en más de una ocasión recibió comentarios mal intencionados que la hacían sentir culpable de que su hija tenga Síndrome de Down, pues en este grupo encontró apoyo y la animaron a ser fuerte para enfrentar ese tipo de opiniones. “Soy muy feliz de tener a mi hija, es la consentida de la casa y aquí también la quieren mucho” manifestó.

María Fernanda Nuñez Terapeuta Ocupacional del Hospital informó que cada caso es diferente por lo que cada niño recibe la terapia que necesita. “Es un placer para nosotros trabajar con niños con Síndrome de Down, ser testigos de su perseverancia y mejora continua es lo más gratificante” dijo.

Compartir.

About Author

© 2018-2019 El Vocero. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creaciones Digitales.