miércoles, septiembre 30

Inversión y ahorro deberían ser el destino del decimotercer sueldo

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

El trabajador que recibe el decimotercer sueldo debe de verlo como una oportunidad para emprender, así lo explica el argentino Daniel Adler, analista financiero. Y es que el experto recomienda no dejarse llevar por el consumismo y usar más bien ese dinero en la inversión.

Esta remuneración extra, que los empleados en relación de dependencia deberán recibir hasta el 24 de diciembre, equivale a la doceava parte de las remuneraciones recibidas entre el 1 de diciembre del año anterior y el 30 de noviembre del año en curso. Entra en el cálculo: la remuneración básica, sobretiempos, comisiones y/o bonificaciones. El valor total se divide para 12 y ese monto resultante es el que el trabajador recibirá a manera de “bono navideño”.  

“Lo primero que se debe tener en cuenta es no usarlo para comprar cosas y regalar, debemos entender que nuestros seres queridos no nos dejarán de querer por no darles un obsequio de gran valor, al contrario podemos aprovechar esta fecha para elaborar el detalle con nuestras manos”, recalca Adler.

A criterio de Javier Velasco, economista y director del Programa Finanzas Personales, los ecuatorianos no tenemos una mentalidad de ahorro, “razón por el cual el décimo al ser un ingreso adicional no está siendo considerado en nuestro flujo de ingresos”.

Ese monto podría tener como mejor destino un fondo de ahorro, especialmente en caso de imprevistos y novedades, indica. El experto financiero considera necesario encarar el tema de gastos con un presupuesto real. “Si el presupuesto no da para más, hay que ajustarse para evitar deudas futuras”.

Por ello, dice, se debe calcular cuánto dinero estamos dispuestos a pagar y a gastar en estas fiestas. “Lo importante es tener un presupuesto para determinar la cantidad de dinero para gastar”.

Adler puntualiza otro error al dejarse llevar por el consumismo: adquirir nuevas deudas. Recalca en la necesidad de distinguir entre la deuda negativa y positiva. La primera es aquella que no te produce ningún beneficio; mientras que la positiva a largo plazo traerá un beneficio, como por ejemplo la compra de un activo para un negocio.

“Tener una deuda negativa va a provocar en la persona que la adquiera preocupación, así que si quieres que tu décimo se multiplique lo mejor es emprender, ya que una deuda negativa no te produce ningún beneficio”, subraya Adler.

El experto argentino señala que lo ideal es destinar el 80% del décimo para plasmar una idea de emprendimiento. “Uno de los pasos para ser un emprendedor es apelar a la inteligencia y a la picardía, entonces usemos la inteligencia para reducir a lo mínimo posible los obsequios en estas fechas”.  

Así, menciona, se puede destinar el 20 % para Navidad y Fin de Año. No obstante, reconoce que es un esfuerzo que requiere de disciplina al menos hasta que se tenga un flujo de activos.

“Cuando la rueda empieza a funcionar, es decir cuando ya tienes el flujo de efectivo necesario no está mal darte gusto en ciertos regalos, pero primero logra esa tan ansiada libertad financiera”. Para Velasco, si no tenemos una meta financiera concreta, “lo mejor sería generar un fondo de ahorro con ese dinero”.  También recomienda pagar deudas grandes que generen muchos intereses. De su lado, Adler considera que el dinero sin producir no es lo financieramente correcto. “El dinero se debe invertir y moverlo, recordemos que los empresarios exitosos no trabajan por dinero sino para adquirir activos”. (I)

Fuente: El Telégrafo


Compartir.

About Author

© 2018-2019 El Vocero. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creaciones Digitales.