domingo, septiembre 27

Una mujer interrumpe una misa para denunciar que fue violada por un líder mormón

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Estados Unidos.- La estadounidense afirmó ante los congregados en una iglesia mormona que había sido violada hace más de 30 años e instó a hacer rendir cuentas a los “depredadores sexuales”.

McKenna Denson, residente de Colorado de 55 años, se presentó en una iglesia mormona de la ciudad de Chandler (Arizona, EE.UU.) ―perteneciente a la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días― en plena misa para denunciar ante los congregados que uno de sus líderes, Joseph Bishop, quien ahora tiene 85 años, la había violado en un sótano del Centro de Capacitación Misional en 1984 en Provo, Utah.

La mujer hizo su intervención el domingo del 2 de septiembre y afirmó que los miembros de la iglesia están “encubriendo a un depredador sexual” y que “para que la iglesia siga siendo un lugar seguro, necesitamos hacer rendir cuentas a los depredadores sexuales”.

Su discurso fue breve, ya que nada más acusar a Joseph Bishop de violación, se le acercaron dos hombres que intentaron apartarla del micrófono y finalmente lo lograron, pese a que Denson pidió que llamaran a la Policía y que dejaran de tocarla e infringir su espacio personal. La intervención de la mujer fue filmada desde la sala y el video ha sido publicado en YouTube este lunes.

Compartir.

About Author

© 2018-2019 El Vocero. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creaciones Digitales.