martes, noviembre 12

Un Messi furioso acusa de corrupción a la Conmebol y despotrica contra los árbitros

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

“No nos dejaron estar en la final”, afirmó este sábado Lionel Messi, quien explicó su ausencia de la ceremonia de premiación a Argentina por el tercer puesto obtenido en la Copa América 2019 como un repudio a la “corrupción” que, a su juicio, ha salpicado el torneo.

“No fui por todo un poco. Creo que nosotros no tenemos que hacer parte de esa corrupción. De falta de respeto que se nos hizo durante esta copa. Nos vamos con la sensación de que estábamos para más, de que hicimos tanto contra Brasil como hoy los dos mejores partidos”, declaró tras el partido que la Albiceleste ganó por 2-1 a Chile.

Messi, quien fue expulsado antes del final del primer tiempo junto con el chileno Gary Medel, afirmó que la campaña de Argentina en el torneo jugado en Brasil fue deliberadamente entorpecida.

“Me voy con la sensación de que no nos permitieron estar en la final, que estábamos para más. Tanto el partido de Brasil como el de hoy creo que fueron los dos mejores partidos nuestros, puedo ser sincero y decir estas cosas”, aseveró.

El capitán argentino lamentó la segunda expulsión de su carrera, que en su opinión fue inmerecida. “Me voy con mucha bronca, mucha bronca, porque que no merecía esa roja como dije recién, porque estábamos haciendo un muy buen partido, nos habíamos colocado en ventaja, pero lamentablemente hay mucha corrupción, los árbitros”, declaró Messi a periodistas a la salida del estadio Arena Corinthians.

Messi, que salió expulsado a los 37 minutos luego de un altercado con Gary Medel, volvió a lamentar la actuación arbitral, esta vez del paraguayo Mario Díaz De Vivar, tal como lo había hecho en la semifinal que Argentina cayó 2-0 ante Brasil.

“Es un lance del partido que pasa mucho, él (Medel) juega siempre al límite y bueno, una vez pasan estas situaciones en el partido, creo que el arbitro se excedió un poco, porque con la amarilla para dos, hubiese terminado, pero bueno”, consideró.

De acuerdo con Messi, “Lamentablemente no se puede ser sincero, no puedes decir las cosas como se tienen que hacer”. Pero agregó: “Si venimos acá es para ser sinceros y para decir lo que uno piensa, y después pasa lo que pasó”.

“No nos dejaron estar en la final. Lamentablemente, repito, la corrupción, los árbitros y todo eso no permite que la gente disfrute del fútbol, del show y lo arruine un poco”, declaró en la zona mixta del estadio Arena do Corinthians.

El capitán de Argentina admitió que sus críticas, tres días antes a la Conmebol pudieron incidir en el partido de hoy, que no pudo terminar al recibir la roja directa del árbitro paraguayo Mario Díaz de Vivar tras tener un rudo enfrentamiento con Medel, que corrió la misma suerte.

“Lo que dije la vez pasada es posible que pasó factura y fue mandado”. manifestó.

Tras el partido de semifinales que Brasil ganó a Argentina por 2-0 el 3 de julio en el estadio Mineirao, Messi reclamó por dos supuestos penaltis no concedidos por el árbitro ecuatoriano Roddy Zambrano, así como la falta de consulta al VAR.

“Se cansaron de cobrar boludeces en esta Copa. Penales pelotudos y hoy ni siquiera fueron al VAR en una jugada clarísima, pero bueno, es lo que hay. Brasil era local, hoy por hoy ellos manejan mucho en la Conmebol y se hace complicado”, dijo entonces. (D)

Compartir.

About Author