martes, octubre 20

Destrozos en poblados costeros deja el paso de un fuerte oleaje

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Balnearios de cuatro provincias costeras sufrieron estragos durante la madrugada del sábado por los fuertes oleajes que dejaron afectaciones en inmuebles y espacios públicos.

En el balneario de Súa, en Atacames (sur de Esmeraldas), diez bohíos quedaron destruidos, mientras que otros tres sufrieron daños parciales. Cuatro locales, entre restaurantes y hoteles, también resultaron afectados, informó Fernando Arcos, presidente del GAD parroquial de Súa, tras el paso de la fuerte marejada que sorprendió a los moradores de esa localidad.

Las pérdidas económicas, entre infraestructura de madera, electrodomésticos, muebles y enseres superaría los $40.000, según datos de propietarios de locales de diversión.

El oleaje destruyó el averiado malecón de 700 metros de longitud, declarado en emergencia desde el 2005. También afectó 4 postes y 8 luminarias, según el CNEL.

En los sectores El Quilombo y Pegüe, en la parroquia Camarones, en el norte de Esmeraldas, cinco viviendas habrían quedado averiadas por la fuerza del mar, reportó Angie Palacios, moradora de la zona.

En la playa de Jambelí, en la provincia de El Oro, el fuerte oleaje destruyó muros e ingresó en zonas donde se habían formado bancos de arena y que ahora estaban siendo ocupados para recibir a turistas.

“En la hostería Las Tórtolas el agua rompió los muros que teníamos y se llevó una cabaña, teníamos turistas que se hospedaron y tuvieron que salir a las cuatro de la madrugada porque el agua ingresó hasta las habitaciones y el patio”, comentó Julio Manzo, propietario de esta infraestructura turística.

Comerciantes y propietarios de negocios de dicho sector temen que los oleajes propicien una baja visita de turistas durante los feriados de Navidad y Año Nuevo.

Pronóstico de mar agitado

Según el Instituto Oceanográfico de la Armada del Ecuador, desde el domingo 23 hasta el miércoles 26 habrá un periodo de aguaje máximo, que producirá un incremento del nivel del mar superior al usual durante las pleamares.

La entidad pronosticó en la zona costera un estado de mar de intensidad variable, con alturas máximas de 1,2 a 1,8 metros. El sistema ECU-911 advirtió a la población de Esmeraldas, Manabí, El Oro y Santa Elena no ingresar al mar donde esté ubicada una bandera de color rojo, por precaución.

Diez familias del sector La Chorrera, en Pedernales, Manabí, fueron evacuadas tras las fuertes olas que azotaron el malecón de esa localidad. La marejada arrastró dos embarcaciones y afectó 10 pangas.

En Manta, en el sector de Playita Mía, donde está ubicado el astillero, algunos maderos que son utilizados para reparar o construir barcos fueron arrastrados por las fuertes olas.

En Salinas, en Santa Elena, dos embarcaciones se fondearon por el oleaje. Así también, gran cantidad de conchilla subió a la avenida Malecón. (I)

Compartir.

About Author

© 2018-2019 El Vocero. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creaciones Digitales.