miércoles, diciembre 2

EL COVID-19 TAMBIÉN ATACÓ A FUNDACIONES Y ALGUNAS AGONIZAN

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

La mamá de Mariela, la joven con capacidades especiales que fue agredida por dos servidores del Municipio de Durán, espera pronto abrir su propio restaurante.

El caso se conoció el martes 13. Un hombre y una mujer afrontan un proceso por delito de odio.

La organización María Gracia gestionó una campaña de recolección de fondos para mejorar la vida de Mariela y la de su madre. Así, 26.369 organizaciones sociales sin fines de lucro trabajan en Ecuador para ayudar a personas en situación de vulnerabilidad. Del total, más de 4.000 pertenecen a Guayaquil.

Según Marcia Gilbert, directiva de Fasinarm, actualmente las organizaciones no gubernamentales (ONG) enfrentan dificultades para acceder a fuentes de financiamiento, ya sean nacionales, internacionales, locales, públicas o privadas.

“Hoy las ONG están siendo afectadas dramáticamente, en riesgo de limitar los servicios que ofrecen y, en muchos casos, de cerrar” expuso Gilbert.

Este Diario contactó a siete organizaciones para reflejar su realidad: Fundación Padre Amador, Fundación Comunicar, Fasinarm, Centro de acogida Patio Mi Pana, Fundación María Gracia, Fundación Hogar de Cristo y Fundación Vihda.

En este último caso, la fundación que trabaja por la disminución de la transmisión materno infantil del virus del VIH, por ejemplo, ya no realiza ni la mitad de pruebas de detección de VIH que efectuaba antes de la pandemia de COVID-19.

Según la directora administrativa de la institución, Silvia Rivera, ante la baja y para sustentarse, se eliminó la gratuidad de las pruebas, la que ahora tienen un costo de $ 5.

Además, algunas donaciones de sus colaboradores, que eran un gran sustento económico, están paralizadas por ahora.

“Lo primero que disminuye cuando hay un problema económico son las ayudas. Nos hemos visto con recortes y los horarios en nuestra organización han cambiado”, expuso Rivera.

Desde el 2006, la fundación Vihda ha realizado exámenes y campañas con organismos nacionales y locales para, además de ayudar a personas en situación de riesgo, educar sobre el virus del VIH, que mata a un promedio de 5.000 personas al año, según datos del Ministerio de Salud Pública.

Pese al presupuesto ajustado, Vidha mantiene su programa de soporte psicológico para personas infectadas con VIH, e incluso ofreció el servicio durante la etapa de cuarentena domiciliaria.

Actualmente se pueden realizar contribuciones voluntarias a través del teléfono de la institución: 042-568-863, o acercándose a las instalaciones, que se encuentran ubicadas en la calle Luis Urdaneta entre Alfredo Baquerizo Moreno y General Córdova, centro de Guayaquil.

Hay otras instituciones que está enfrentando problemas económicos: las fundaciones Padre AmadorComunicarFasinarmHogar de CristoMaría Gracia y el centro de acogida Mi Pana(I)

Compartir.

About Author

© 2018-2019 El Vocero. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creaciones Digitales.