miércoles, septiembre 30

En el Hospital Quevedo del IESS se realizó el primer implante de rodilla

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Quevedo.- El dolor constante en su rodilla izquierda le impedía realizar sus labores cotidianas, por lo que decidió ir en busca de un médico. Se trata de Lucía C., de 74 años, oriunda del recinto La Ercilia, de Ventanas. En el Hospital General Quevedo le realizaron una serie de exámenes y finalmente, su diagnóstico fue artrosis de rodilla. 

Lucía se convirtió en la primera paciente en ser intervenida por esta causa y recibir un implante de rodilla en el Hospital Quevedo. Antes de la cirugía, sentía fuertes dolores que le impedía realizar, con normalidad, sus labores diarias. 

La artrosis de rodilla se caracteriza por el deterioro paulatino del cartílago de la articulación, lo que provoca el dolor, rigidez e incapacidad para caminar y permanecer de pie; cuando la patología tiene un estado avanzado se presenta deformidad progresiva de la rodilla. 

En el caso de Lucía, el cartílago de su rodilla se encontraba totalmente desgastado; por lo que le colocaron la prótesis de rodilla, esto eliminó el dolor y recuperó la movilidad.

La operación consiste en la sustitución de la articulación de la rodilla por una prótesis, explicó el doctor Marco Guaillas, traumatólogo del Hospital.

Dos semanas después de la cirugía, la paciente debe empezar con terapia de rehabilitación, con lo cual mejorará su calidad de vida. 

“En el hospital me han tratado muy bien y la operación fue todo un éxito; los doctores me indicaron que no hubo ninguna complicación, por lo que estoy segura que pronto estaré totalmente recuperada”, manifestó Lucía, al abandonar la casa de salud. 

En 2018, el servicio de traumatología del Hospital Quevedo registró un total de 6.206 atenciones; el promedio mensual, en esta especialidad,  es de 500 atenciones.

Compartir.

About Author

© 2018-2019 El Vocero. Todos los derechos reservados. Diseñado por Creaciones Digitales.